sábado, 11 de junio de 2011

Irati Extrem 2.011


Hace solo unas horas que he llegado de Ochagavía de participar en la Iratí Extrem.
Esta prueba, marcha, o como se le quiera denominar es un duro reto para muchos ciclistas, no es una prueba al uso sino que destaca por sus metros ascendidos y sus continuas “encerronas” que hacen las delicias de los que nos gusta sufrir dando pedales.
Participar en una prueba así, requiere de un buen entrenamiento y de unos aceptables conocimientos de donde se mete uno, al menos así pienso que debería ser.
Este año pronto fijé esta prueba como uno de mis objetivos de la primavera, hace tiempo que le tenía muchas ganas. Muchas horas de entreno, y muchos kilómetros recorridos buscando sobretodo subir cada vez mejor, algún que otro sacrificio alimentario y algún que otro avance en cuento a material parecen garantizar el éxito en esta empresa. Lo que no solemos, al menos yo, es pensar en que las fatalidades y un cúmulo de desafortunadas casualidades te pueden llevar a que tu objetivo se vea truncado por muy bien que llegues con la tarea hecha.
Hoy he participado en la Iratí extrem, por fin había llegado el día y he llegado motivado, creo que en buena aunque mejorable forma y la meteorología nos viene de cara, es el momento, a por ellos!!
Regulando y procurando no cargar demasiado las piernas antes del temido puerto de Errozate-Artaburu vamos avanzando cómodamente superando los menores puertos que nos vamos encontrando, la cosa pinta muy bien, hemos acertado con el desarrollo, con la ropa, con el desayuno, todo marcha bien, estamos disfrutando.
Poco a poco vamos remontando en la “serpiente multicolor” y llegamos al primer puerto serio, en este caso más que serio, un coloso pirenaico, Artaburu y sus rampas del 20 y 22%. Va bien la cosa, hemos llegado frescos. Sin forzar pero sin dormirnos, vamos adelantando a mucha gente, en el fondo es una gozada moverse en pelotón, continuamente tienes una rueda buena que seguir o un objetivo que superar. Al rato llegamos a la cima, preciosa, ha sido un espectáculo! Arriba no hacemos ni parar y nos tiramos para abajo. Seguramente por nuestros cuerpos poco livianos, atípicos entre tanto flaco pedaleador, bajamos siempre bastante rápido aunque procurando siempre respetar las trazadas y no poner en peligro a los demás participantes.
Más motivado que antes habiendo superado disfrutando el Artaburu todo es alegría! La bajada de este puerto está bastante rota, mucha gravilla y algún que otro agujero que tenemos que esquivar pero tampoco presenta especial problema. Continuamente y desde el kilómetro 1, pasamos a gente que va pinchando, al verlos sueles no pensar nada o pensar que a ti no te va a ocurrir…. Pues craso error!!! Al poco rato de ir bajando Artaburu oigo el fatídico sonido proveniente de mi rueda trasera que ningún ciclista quiere oír, “PSSSSSSSSSSSSS….” Mierda!!!! Paro en el arcén y nos disponemos a reparar cuando me doy cuenta de que la cubierta tiene una raja bastante importante y que por mucho que cambie la cámara de poco me va a servir, por su puesto me cago en todo y me encomiendo al servicio de ayuda mecánica que hay en la prueba.
Van pasando los minutos y no para de adelantarme gente como es lógico, algunos me quieren ayudar pero se dan cuenta de que nada se puede hacer, me sigo cagando en todo, suerte que estoy entretenido animando a amiguetes y conocidos que van pasando.
Ya llevo media hora esperando y las motos que pasan y a las que pido ayuda ni si quiera paran, no tienen encomendada la misión de reparar nada ni llevan tampoco algún repuesto con el que yo mismo habría apañado mi bici, sigo a la espera pues, me cago en todo.
El tiempo va pasando y ya la verdad es que hasta me estoy quedando frío y cada vez el personal que pasa va peor, ya veo que están llegando las últimas unidades, ya veo que aunque me arreglen la rueda ya no voy a poder coger a mis amigos ni a una rueda buena con la que ir remontando lo que nos queda, ya llevo una hora parado, me cago en todo.
Finalmente, bien pasada la hora de estar parado, llega el bueno de David, amigo mío y uno de los mecánicos asistentes, le da la risa floja de verme allí tirado y enseguida intenta echarme un cable junto a otra moto de mecánicos. Aquí es cuando ya la cosa se pone fea, el mecánico no tiene cubiertas, las ha debido de gastar todas!! No doy crédito pero la verdad es que a estas alturas ya todo me da igual pues como os decía, me he que dado solo y helado, no obstante metemos una cámara y recortamos otra para tapar el agujero, pero la cosa no funciona, al meter presión la raja se hace más grande y si la pongo así corro el peligro de darme un tortazo en cualquier momento, toca desistir, montarse en la moto, es la retirada, me cago en todo!
Trasbordo aquí y trasbordo allá, vamos remontando en vehículos el recorrido, dándole vueltas a la cabeza en la relativa soledad del autobús caigo en la casi incomprensible situación de que los mecánicos, que hacen todo lo que pueden y que se lo curran no los tengan mejor equipados con más material, una simple cubierta me habría solucionado la vida, entre motos, quads, furgonetas, etc… se pueden llevar decenas de ellas. Sé que esto no es una carrera y que tampoco soy ningún profesional, por eso la espera al staff mecánico la he hecho sin ningún reproche y sin achuchar nunca a nadie, solo faltaría, no obstante creo que cuando acudes a una prueba organizada en la que has invertido tantos entrenos, tantos esfuerzos, sacrificios y sobretodo ilusión no es del todo justo que se te trunque simplemente porque al mecánico no se le equipó adecuadamente o porque haya habido participantes antes que tú que haya rotos sus cubiertas por llevarlas en mal estado. La mia estaba nueva, no tendría ni 300 kms, me cago en todo.
Montado en el autocar, subiendo el que sería el segundo puerto más duro de la jornada, todavía te sientes peor viendo al personal retorcerse sobre sus bicis, yo tambien quiero sufrir!! ¿Qué cosas, no? Muchos de vosotros, seguro que me entendereis.
Al final lo dicho, me encuentro un poco frustrado aunque en cierto modo contento pues iba funcionando muy bien. A lo largo del día he pasado raticos de eso, de frustración, de desolación, un segundito de indignación sin importancia, aunque han imperado los buenos ratos, todo hay que decirlo.
Enhorabuena a la organización por los avituallamientos, numerosos y súper bien dotados, enhorabuena por la ordenada recogida de dorsales, a la señalización, a la inscripción (Gracias Bíktor). Gracias a los voluntarios y a los que nos han echado un cable para salir de allí. Pese a que pienso que el equipamiento de los asistentes mecánicos y su reparto por el recorrido no ha sido correcta, hay que decir que la organización no me ha dejado tirado y me ha sacado de allí, si hubiera estado allí por mi cuenta o con mis amigos habría sido una odisea volver a casa….
Lo dicho, el año que viene espero no faltar, y también espero que ese día me sonría la diosa fortuna…
Hasta entonces chavalotes, ahora a la cama con la sensación de haber tirado el día por la borda y de no merecer este descanso, que gozada es meterse en la camica habiéndote dado una buena paliza y habiendo cumplido tu objetivo, mañana será otro día.

10 comentarios:

Javito Camarero dijo...

Lo siento Borgi....
Conozco esa sensación de haber parado antes de tiempo en una Indurain de hace unos años. Como bien dices ver pasar los minutos mientras te adelantas ciclistas conocidos te va minando la moral.
MI humilde consejo es máxima autonomía. 2 cámaras un buen recorte de cubierta para las rajas, un tozo de botella de plástico tb sirve. Una sirga, eslabones. Termine llevando de todo antes de truncar meses de entreno por una avería.
No culpes a la asistencia que por esa regla tendrían que llevar de todo. Animo y mañana a pedalear y aprovechar esa puntillo de forma que tienes.

bOrJa dijo...

Gracias javito! HOmbre, la verdad es que al final puedes llevar de todo, si, pero facil que al final acabes jodiendo algo que no lleves (Troncha, sirgas, cambio...) Ya hemos probado a repararlo con los medios que le quedaba a la asistencia y no ha habido manera, una lástima. La verdad es que no les culpo de nada (Hay quien lo hace), alli están para hechar un cable en la medida de lo posible, pero si que dar rabia que por no llevar material básico y suficiente no te puedan ayudar (Nosotros en travelbike llevamos cambios, desviadores, 25 cubiertas, camaras...). Mañana a ver con que ganas me levanto, igual le doy un meneo a la btt...
P.D. El rocorte de cubierta no habría servido sin super glue flexible, al meter presion se abría más la raja...

Ibantxo dijo...

bueno borjias, son cosas que pasan, el año que viene tendrás otra oportunidad para quitarte el mal gusto de boca. Ahora puedes aprovechar la buena forma para hacerte una sanfermin extrem, que ahi aunque jodas una cubierta no pasa nada jejej

nos vemos

Tri-Naranjus dijo...

Permiteme que te diga, aunque se que no consuela, que lo importante es el camino recorrido, el dia de la prueba es la guinda del pastel (como decia Iñaki).
Efectivamente muchas veces no vemos mas alli de la frustracion que sentimos al retirarnos, sobre todo si es por algo ajeno a nosotros (como es el caso) pero piensa que los deberes estaban realizados y que ibas de puta madre, las sensaciones eran buenas y lo tenias casi todo bajo control!
Tio no has sido FINISHER pero eres un TITAN y asi lo has demostrado muchas veces.
Tema ruedas, mecanicos y demas pues que quieres que te diga, te entiendo sobre todo en pruebas como las que hacemos nosotros que te cuestan 400€ y 9 meses de entrenos para quedarte fuera porque no se arriesgan a cambiarte una camara y quedarse sin cobrarla. Que le vamos ha hace, lo he vivido y por lo menos en este caso pusieron interes.

Lo dicho, piensa en el camino andado, en las experiencias vividas y buscate resarcirte en otra.

Un fuerte abrazo y en serio que pienso que eres un TITAN!!!!!

farolilling dijo...

No me había enterau, he estado desconectado al internés desde el viernes.

Pues nada chico, mala suerte que se dice (que también cuenta), tampoco es cuestión de ir como si fueses a la guerra, con todo encima. Aunque la línea buena es la que dice Javito, ni un hiperpruedente como el que suscribe se hubiese llevado una cubierta extra.
Pasar página y a otra cosa, anda que no va a haber recorridos, puertos y raticos buenos por delante ...

bOrJa dijo...

Hola chicos!! Pues muchas gracias por vuestros ánimos, la verdad. Lo cierto es que a día de hoy ya ni lo veo como una mala experiencia. Por desgracia me ha tocado sufrir mucho y sigue tocandome sufrir casi a diario en esta vida asi que ya los malos tragos he aprendido a eso, a tragarlos, no obstante me queda penica, supongo que tendré donde resarcirme como decís. Muchas gracias de nuevo, majetones, fuerte abrazo!!!

Anónimo dijo...

Aupa Borja, al final me dejaste subir Larrau solo y ahi llegue todo jodido. Llevamos un ritmo muy bueno todo el rato. El año que viene repetimos que la vuelta merece la pena y la compañia tambien. Parlamos pa darle a la de monte algun dia.
Tripu

Basakabi dijo...

Borja, tío, leo la croniqueta y casi se me queda hasta mal cuerpo, en serio. Como dice Farolis, el año que viene te desquitas y punto, otro reto más que añadir a tu lista. Por cierto, si llegan a poner al final Artaburu en lugar de Larrau, yo creo que me suicido fijo. Ah, y con respecto a la organización, mmmmmm, yo creo que mejorable, especialmente con el tema de la señalización y, menos mal que no hizo calor, porque el agua estaba al aire libre. No sé, yo creo que se paga mucha pasta como para que se descuiden estas cosas. Digo.

MO-DOS dijo...

ANIMO FIERA...eso pasa hasta el las mejores casas!!! Por cierto, te llamé el viernes de camino a Belagua porque me acordé que tenías flaquismo extrem.

Pello Pagola dijo...

ese krikik, nada hombre cuanquier dia tonto te desquitas..