viernes, 20 de septiembre de 2019

Suunto Summit 2020


No sé si recordáis aquel post que escribí acerca de mi opinión sobre los "How to trail" by Salomon.
Si no lo leísteis os dejo enlace AQUÍ.
Una vez más otra marca del entorno Amer Sport, Suunto para ser concretos, se saca de la chistera otro evento de "Field Marketing" irresistible.
Está muy bien y hace mucha ilusión que te toque un reloj, unos pantalones o cualquier otra cosa material, pero cuando lo que se sortea es una experiencia no puedo resistir la tentación de inscribirme.
En este caso se trata de un viaje a Finlandia, país de origen de la marca Suunto, que para los que no lo sepáis Suunto en finlandés significa dirección.
Un viaje donde el aliciente real es la de juntarte con gente similar a ti de todos los rincones de mundo para practicar los deportes que nos apasionan.
Así pues, estoy inscrito a la Suunto Summit 2020, deseadme suerte!


#Suunto #suuntosummit #visitfinland #protectourwinters #visityllas




miércoles, 3 de julio de 2019

GTP 2019 / Gran Trail Peñalara (116Km? / 5.000mts +)

MÁS FOTOS SEGUN VAYAN LLEGANDO

Hacía ya unos cuantos años que el Gran Trail Peñalara (GTP en adelante) me llamaba la atención. Por lo "exótico" sacándome de los Alpes o Pirineos y por la infraestructura / logística que me resultaba sencilla.
He tenido la suerte de contar con la ayuda y el sabio consejo de experimentados corredores locales como Isma Muñoz y Raúl (Kaiku), aunque no es hasta que llegas al terreno que te das verdadera cuenta del valor real de los consejos.
El día 2 de Junio había corrido un marathon de montaña cerca de casa, la Zazpimendi (By BHZ) bajo el calor, creo que fue un buen entreno de cara al GTP aunque salí del mismo con más dudas que certezas y aunque quise buscarles solución no tuve tiempo ni presupuesto para hacerlo así que de esta manera y además sin haber corrido un día en tres semanas me presento el viernes 28 de Julio en Navacerrada a recoger mi dorsal, numero 300 (Que chulo) y dispuesto a intentar acabar una prueba que se antoja dura.


El calor y la hidratación está en boca de todo el mundo, casi es lo que menos me preocupa porque tengo excusas de mayor envergadura para no acabar, así que casi me consuela, está guay eso de tener algo a lo que poder echarle la culpa antes de salir, jejejejeje.
Tras una tarde descansando, que no durmiendo, en casa de mi hermana y su familia me acercan a las 22:30 para la línea de salida. Allí los corredores del Cross Nocturno están llegando a meta, lo justo me da tiempo ver a Antonio Alcalde liderar ya camino a meta, enhorabuena crack!


Los fantasmas del sueño que suelo sufrir por las noches me lleva a tomarme un café antes de salir, a partir de ahí, corralito, zona media del pelotón, seríamos cerca de 500 corredores y escuchando las entrevistas de Depa a esperar a que suene el txupinazo rodeado de rostros serios y olor a ungüentos varios.
SALIMOOOS!!!
Me lo tomo como casi siempre, ritmo bueno pero conservador, procurando no cagarla y auto-chequeando sensaciones, no puede haber ninguna duda ahora, todo tiene que ir como la seda, acabamos de salir.
Se empieza cruzando el pueblo y luego corriendo cuesta arriba por terreno fácil, es sencillo adelantar y que te adelanten y yo voy cogiendo pies de corredores o parejas que veo con buena pinta y ritmo, "al abrigo".
Al rato nos metemos ya en sendero, ancho, no muy incómodo y algo roto, pero vamos ganando metros y en un momento dado, casi sin enterarnos, aquello empieza a tumbar y resulta que ya estamos arriba de la primera gran subida, en teoría la más dura del recorrido, la cima de la Maliciosa, en poco menos de hora y media estamos allí arriba, 1000 primeros metros a la butxaka.


A partir de aquí ya casi todo a vista para mi. Como siempre penando en la bajada, una bajada rota donde no puedo evitar que me adelanten nos cuantos, aunque debo reconocer que menos de los que me esperaba, también adelanté yo a alguno.
Nos metemos, ahora lo veo, en la zona de la pedriza y llegamos al primer avituallamiento, desde ahí subida desconocida para mi, preguntando me voy haciendo mi composición, pero un poco incómodo por no saber, estaría guay tener el perfil en el dorsal.
Tras esa segunda cima nos tiramos para abajo y a ratos la temperatura es insoportable, no sopla el aire pero por suerte dura poco, más abajo hay agua y sopla la brisa.
Aquí cogemos ya una pista, la cual no abandonaríamos durante varios kilómetros, yo pensaba que iba a ser una excepción, casi un apaño temporal, pero no durante todo el recorrido hay una cantidad impresionante de kilómetros y kilómetros seguidos de pista, jamás, desde luego en montaña había corrido tanto por este tipo de terreno, quizá solo en la "Barcelona Trail Races" aunque no se yo si tanto.
Van pasando los controles y los momentos buenos y peores, llego aún de noche a la cima de la Morcuera, otro de los "cocos" de la prueba, avituallo bien y me tiro pista para abajo donde iría ya entrando la mañana camino a Rascafría. Es una pista anchísima y de muy buen firme, podría subirse con cualquier turismo y si no recuerdo mal "solo" eran 15 o 16 kilometrazos, como os digo jamás había corrido tanto, o mejor dicho, tanto rato. Me lo tomo con esfuerzo a sabiendas de que es un punto débil parea mi y que si andas se te hace eterno y que si lo corres todo algún otro no va a hacerlo. Corro rápido y la mañana me trae energías, adelanto a unos cuantos y solo me pasa uno que lo vuelvo a pasar ya casi abajo, aquí me metí en la pomada pero a la postre pagaría esta osadía.
Avituallamiento al amanecer en Rascafría donde bebo demasiado y recibo la visita de mi hermana, cuñado y sobrina María. Salgo para adelante feliz ya que este era un buen primer punto donde poder retirarse pero no iba a hacerlo. Decido andar porque tengo el estómago a reventar de líquidos, esta sensación no pasaría fácil. Estamos camino al reventón y que nos encontramos? Tras pocos metros de sendero... más pista! Pista serpeteante donde haces kilómetros y kilómetros pero tampoco acabas de acercarte a ningún lado, cada vez me acuerdo más de gente como Alfonso Serrano, corredores de montaña venidos del asfalto, aquí lo petarían.
Llegamos al famoso reventón y pensando que aquí ya nos tirábamos para abajo me llevo un palo tras otro viendo que aquello no deja de subir y subir y llanear y bajar y subir camino a Peñalara, que mala es la ignorancia.
Este tramo entre el avituallamiento del Reventón hasta La granja es sin duda el tramo más bonito de toda la carrera, prados de alta montaña y vistas infinitas, que pena no haberlo disfrutado, aquí me pasa hasta el apuntador.
Conforme bajaba hacia la Granja se me pasa bastantes veces por la cabeza el retirarme pero maldita sea mi suerte que mi cabeza una vez llegando cambia el chip y se empieza a encontrar mejor.


Me lo tomo con oficio y dejo las prisas y las carreritas para otro día. Me hidrato, me cambio de ropa, me ducho y paso por la ambulancia, me he quitado las zapas y tengo dos dos si no rotos, casi rotos de un buen par de patadas a piedras que he dado por el camino. La doctora me trata, venda y no da crédito cuando le digo que no me haga un vendaje muy aparatoso que tengo que seguir corriendo.



Vendaje original con 36kms encima.
Animado por la compañía de mi familia y renovado en vestuario (Seguí con las mismas zapas) salgo con la palabra "finisher"grabada en mi cabeza.
Hasta la cabaña de pescadores el recorrido es muy pintoresco pero ya es mediodía y el calor es matador, son unos 11 kms. que se me hacen duros pese a no haber casi desnivel.
Llegados a ese avituallamiento hacemos grupeta 3 corredores, nos tratan como a reyes, nos atienden como si fuéramos sus hijos, un millón de gracias.
Llego el último pero salgo el primero y así sería ya hasta casi meta.
Este tramo ahora hasta Fuenfría es un tramo del que habría que hablar con el diseñador de la jugada, un buen tramo de asfalto y luego una polvorienta trocha maderera casi vertical donde iba midiendo cada kilómetro para no olvidarme de beber y no morir así en el intento.
La Fuenfría un paraíso, un edén, también allí nos cuidan super bien y ese agua sabe a gloria.
Si el recorrido fuera el original casi tendríamos ya la papeleta solucionada pero este año nos meten por la calzada romana para abajo antes de hacernos subir al collado ventoso.
En estos momentos ya tiramos con el resto, en subida adelanto siempre a alguno aunque en bajada me cuesta mantener las posiciones, por suerte el balance en general es siempre a mi favor.
Recorro el camino Schmid intentando correr todo lo posible para mantener mi posición, se me hace largo, bastante largo y con bastante subida cuando yo pensaba que ya era "to pabajo". Llego en la reserva al puerto de Navacerrada, allí hay bastante gente congregada, está mi familia y los ánimos de todos reconfortan mucho. De entre todo sale un voluntario que me coge del bracico como si fuera a a su abuela y me lleva hasta el avituallamiento dando ánimos e información sobre el recorrido, a estas alturas no se cuantas decenas de grados de temperatura haría allí a pleno sol.
Me veo rodeado de  no menos de media docena de voluntarios refrescándome, animándome y bromeando, yo por su puesto me vengo arriba, echamos unas risas y al rato salgo ya arengado a por los últimos 10 kilómetros, subidica de unos 3 y luego ya si, ya por fin bajada.
La subida la hago bien, muy bien, y pronto llego arriba donde vienen los de la TP60 que curiosamente voy adelantando cuesta abajo ya camino a meta.
Tras unos kms de senda y de montaña llegamos a la pista y esta vez ya no me importa porque lo que quiero es llegar a meta cuanto antes. Calculo unos 4kms de pista que  haría de nuevo a fuego adelantando a varios, la gente está muy rota y aquí si andas te pasan 20.


Entrando ya a Navacerrada agudizo el oído para ver si oigo al speaker, pero no consigo oirle, empezamos a correr como pollos sin cabeza calle arriba, calle abajo y en un momento dado estamos 5 o 6 corredores perdidos en mitad de una avenida. Aquí paro a un coche y le pregunto, muy amablemente nos indica y de alguna manera conseguimos ir enfilando hacia la meta. Que dulces son estos metros donde la gente te anima y aplaude desde las aceras, los balcones o terrazas, gracias a todos.
Giro a la derecha, giro a la izquierda y ahora si, moqueta azul, pasillo y arco de meta. Depa al fondo a grito pelado, le saludo ya desde cerca y me brinda una bienvenida como solo él sabe dar y de la que le estaré siempre agradecido.


Allí también mi familia, un millón de gracias, el chaleco de finisher, la medalla y un ambiente de primera.


Ahora estoy feliz, lo pasé bastante mal, pero todo por mi culpa, no fui entrenado ni suficientemente documentado en cuanto al recorrido. Feliz por haber sacado la meta adelante pese a todo y por haber sabido ser competitivo en bastantes tramos que a priori no eran buenos para mi, siento que dentro de lo poco que sabía del terreno supe leer cuales eran los momentos decisivos.
Bueno "finishers" de mi lectura, si lo habéis leído todo también habéis tenido que acabar exhaustos.
Ahora, y si nada cambia creo que doy por cerrada la temporada trail 2019, un deporte duro como pocos, no me puedo imaginar lo que supondría mantenerse apto todo el año para correr estas distancias.



Datos:
116 kms. oficiales, a mi me salieron 122. Suunto move AQUI.
Corredores que salimos: 429
Corredores finishers: 225
Mi puesto, sin relevancia: 69º
Tiempo: 19 h. 10 mins.